Morena: el desintegrador social

El gobierno de Obrador se ha caracterizado por su falta de capacidad, ineptitud y corrupción, y aunque los primeros años el caos y los desaciertos pudieron haberse justificado por la inexperiencia, ahora podemos constatar que lo que mueve a Andrés Manuel es una maldad que va más allá de lo que imaginamos, cuando nos decían que era “un peligro para México”, y que, cuando afirmó que: “nos cayó como anillo al dedo”, refiriéndose la tragedia de la pandemia COVID19 que terminó matando a casi 800 mil mexicanos, lo decía de verdad.

La perversidad de AMLO y su movimiento de la 4T, se demostró desde que canceló el aeropuerto, las estancias infantiles, el abasto de medicamentos o el FONDEN; se hizo evidente cuando decidió dejar de combatir el crimen organizado al tiempo que militarizó la GN y otorgó el control de aduanas, turismo y obras prioritarias al ejército. Su proyecto corruptor se confirmó sin pudor cuando desapareció fideicomisos importantísimos de apoyo a la cultura, la ciencia y el deporte, pero, sobre todo, cuando decidió neutralizar la CNDH y destruir desde dentro al INE, al IFAI y la SCJN.

Incluso el excesivo gasto en obras inútiles como el AIFA, Dos Bocas o el Tren Maya y todos sus multimillonarios escándalos de corrupción (que involucran a sus familiares, funcionarios y amigos), no son nada comparado con lo que está haciéndole al país de manera silenciosa y sistemática con los diferentes sectores de la población: la destrucción del tejido social.

AMLO y sus secuaces tienen un plan, y lo han llevado a cabo de manera ininterrumpida desde que tomaron el poder. Su misión siempre ha sido instaurar una especie de Dictadura o gobierno autoritario supeditado a un mando único, el suyo, y para ello corrompió al ejército, obligándolo a tomar tareas que corresponden únicamente a los civiles y les ordenó dejar de combatir al narco. Dejó sin medicamentos a la población más vulnerable y, por otro lado, modificó la educación para comenzar un adoctrinamiento peligroso, donde ataca todo lo construido y exaltándose a sí mismo como un gran transformador. Ha querido cambiar la constitución, pero como no lo ha logrado, impulsa un plan destinado a tomar el control total de los tres poderes del gobierno. También ha generado la idea de que los pobres deben ser mantenidos por el Estado a través de absurdos programas sociales que no son otra cosa que una suerte de extorsión simulada y que poco o nada aportan a sacarlos de la pobreza o a su desarrollo personal. Además, el ataque constante al empresariado y la clase media, acusándolos de todos los problemas del país, solo ha ahondado en una polarización social que deriva en discursos de odio, clasismo y fanatismo.

El terrible caso de Acapulco

Un claro ejemplo de todo lo anterior es la catástrofe ocasionada por «Otis» en octubre del 2023, la que sirvió para demostrar que, morena y la 4T, aprovechan los desastres para provocar conflicto social y desencadenar una serie de problemas que deriven en el caos y generen la necesidad y codependencia de programas sociales.

  • Primero, al igual que lo hiciera con la pandemia, no alertó sobre la gravedad del meteoro a pesar de haber contado con la información suficiente como para preparar un plan de contingencia.
  • Posteriormente, tras la inevitable devastación de Acapulco, no solo no hizo nada durante los primeros días, el gobierno no brindó la protección o seguridad necesaria para evitar que los comercios de la zona fueran saqueados, y además, impidió a la Sociedad Civil acudir a dar apoyo a los damnificados ordenando que todo se concentrara en el ejército.
  • A falta de autoridad, el huracán humano incrementó el desastre al ocasionar un desabasto de víveres, agua y gasolina que nunca debió haber ocurrido y que afectó a 850 mil personas, independientemente de que, los destrozos de los saqueadores, provocaron pérdidas millonarias y dejaron a miles de personas sin empleo.

  • En paralelo, la tragedia de las pérdidas humanas se escondió y se buscó crear una percepción engañosa sobre la verdadera dimensión de la catástrofe. Las montañas de basura y los muertos que aparecían en las playas tuvieron que ser levantados por los propios vecinos y pobladores y llevados en bolsas y cobijas a las funerarias.
  • Luego, en  un acto de vileza y revanchismo no visto, se decidió ignorar a los empresarios del turismo afectados por el huracán, a los grandes desarrollos hoteleros y de vivienda que históricamente han sostenido Acapulco ofreciendo cientos de miles de empleos, y en su lugar, se concentraron en solo dar apoyos económicos a la clase trabajadora, mayoría de la cual no sufrió daños considerables a sus viviendas.
  • Esto último ocasionó varios problemas. La gente, como es natural, abusó de estos apoyos (ofrecidos sin reparo alguno), solicitando recursos a pesar de no necesitarlos ni ser damnificados o siquiera residir en el lugar. Algunos de ellos (empleados), se organizaron para fingir ser damnificados y obtuvieron dinero en efectivo, enseres domésticos y despensas a costa de los dueños de los hoteles, edificios y comercios donde laboraban y que perdieron todo.
  • El exceso de apoyos económicos provocó que la gente comenzara a limitar sus actividades laborales y de comercio para enfocarse de lleno a la “caza de despensas”. Una gran mayoría de ellos dejaron literalmente de trabajar, pues ya no lo necesitaban, el dinero del gobierno fluía ya sin necesidad de tener que hacer nada. Choferes, cocineros, meseros, jardineros, carpinteros, herreros y hasta pequeños comerciantes de tienditas, zapaterías, recauderías etc., prefirieron dejar de esforzarse y se conformaron con los apoyos del gobierno.
Haz Clic para ver el video.
  • Algunos otros, más ambiciosos, comenzaron a revender toda la ayuda que recibían sin necesitarla (despensas, colchones, enceres domésticos etc.). Otros, los más audaces vendían sin pudor todo lo que habían robado durante los saqueos.
  • Mientras tanto, los auténticos perjudicados, los propietarios de los desarrollos y comercios destruidos, al no recibir apoyos del gobierno, tuvieron que hacer uso de recursos propios para las labores de reconstrucción, enfrentándose a la increíble situación de que la mano de obra escaseaba en todo Acapulco porque ya nadie quería trabajar… Y los que ofrecían sus servicios, cobraban el doble o hasta el triple de la tarifa regular sin importarles la precaria situación de los empresarios, solo concentrados en sacar ventaja de su extrema necesidad.
  • Lamentablemente, la escasez de materiales provocó otra crisis (desabasto e incremento de precios), que combinada a la de mano de obra, ha generado que sea prácticamente imposible restaurar las condiciones de los comercios, hoteles y viviendas de la zona más afectadas por el Huracán, lo que impacta directamente en la economía local porque no se generan empleos. ¿Qué ocurrirá cuando el gobierno deje de darles dinero?
  • Por otro lado, sumado a todo esto, el crimen organizado, que ha ido incrementando su poder en los últimos años gracias a la falta de autoridad en el puerto, como ya no puede extorsionar a los grandes comercios porque están destruidos, ahora se lanza contra la gente y pequeños comerciantes que ahora tienen dinero, ocasionando el cierre de los pocos comercios que ya abrieron y provocando parálisis en la ciudad por el miedo de los transportistas a circular por las calles y avenidas de Acapulco.
  • En un hecho inverosímil, la GN, en lugar de enfrentar al crimen organizado, comenzó a ofrecer servicio de transporte público para sustituir la falta de vehículos de transporte que se niegan a dar servicio por temor a ser asesinados y a la quema de sus unidades.
  • Por toda esta libertad que ofrece el gobierno de Obrador, ahora el crimen organizado ha comenzado a robar camiones de materiales para revenderlos, conscientes de que la necesidad hace urgente el obtener varilla, cemento, pintura, etc.
  • Y por si fuera poco, la escasez de medicamentos y la falta de previsión sanitaria del gobierno ha generado una crisis de salud pública en el puerto, a pesar de supuestamente haber trasladado la Secretaría de Salud a Acapulco. El Dengue, por ejemplo, ha saturado hospitales al duplicar sus casos a causa del Huracán, pero también porque se ha dejado de fumigar regularmente como antes se hacía.

En síntesis, aunque el Huracán Otis fue devastador, la verdadera tragedia la está causando la falta de gobierno a nivel municipal, Estatal y Federal. Sus acciones e inacciones han exacerbado la pobreza y la violencia, provocando una crisis social, sanitaria y económica sin precedentes que deteriora la imagen y la estructura misma del aún hermoso puerto de Acapulco.

Lo sucedido en el puerto (y en todo el Estado de Guerrero) es un claro ejemplo de cómo opera morena y de lo que está provocando en todo México. El conflicto y el caos son su mayor arma para dominar a una sociedad que sabe ignorante y egoísta. Reconoce que la pobreza y falta de cultura de la gente está de su lado, pues depende de ellas para poderlos manipular a su antojo, y no les importa la desintegración el tejido social desde sus cimientos mientras logre su propósito: Conservar a toda costa el apoyo popular para perpetuar su poder.

Acapulco está gobernado en todos los niveles por gente de morena, por ello es el retrato claro y fidedigno de lo que pasa y pasará en todo México si ellos continúan en el poder… Inseguridad, falta de educación, enfermedad, caos, un ejército inmóvil y una población trabajadora corrompida hasta el tuétano por las dádivas que crean un conflicto social y moral sin precedentes, donde convergen a un tiempo dos mundos que se contraponen: una clase media de empresarios y comerciantes padeciendo el costo del abandono, la creciente inseguridad y la ausencia de materiales y personal, y un cada vez más amplio sector de trabajadores que ríen deseando: “ojalá haya otro huracán este año”.

14 de Enero de 2024 | Por Octavio Castro para Acción Civil Mexicana


Portada: La razón de México
www.elsoldemexico.com.mx/republica/sociedad/acapulco-esta-en-alerta-por-dengue-paso-de-otis-duplico-los-casos-11273379.html
www.jornada.com.mx/noticia/2024/01/12/estados/por-segundo-dia-suspendido-casi-en-su-totalidad-transporte-publico-en-acapulco-6208
www.reforma.com/arrecia-rapina-en-acapulco-padecen-por-agua-y-gasolina/ar2700656
www.razon.com.mx/estados/colonias-repartiran-enseres-lunes-acapulco-coyuca-benitez-556677
www.elfinanciero.com.mx/estados/2024/01/13/falta-de-transporte-en-acapulco-guardia-nacional-te-da-ride-con-estas-tres-rutas/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *